Cuando los faros presentan arañazos o un color amarillento es necesario realizar un trabajo de pulido que les devuelva a su estado original.

Cuando los faros cuentan con desperfectos o un tono amarillo impiden la correcta visibilidad en carretera, un factor muy importante a tener en cuenta.

Los faros que adquieren este tono están hechos de policarbonato, un material muy resistente a golpes y arañazos pero que sufre un degradación con el paso del tiempo o una excesiva exposición solar.

Realizamos el proceso de pulido utilizando productos químicos que le devuelven su transparencia. 

¡Llámanos!

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted